quisi-cosa

quisi-cosa




sábado, agosto 12, 2006
Duo Matmos: belleza vs. abstracción



Hace dí­as encontré una entrevista con Matmos, el duo experimental, conceptual y demás adjetivos interesantes, así­ que me detuve a leer con la intención de poner fin a la poca tolerancia que tengo hacia la musica electrónica. Realmente quedé impresionada con la forma en que describen su música. Para no inventarle aquí­ está el link para los que no hayan escuchado de ellos: A Musical Enigma
Como se descompuso la computadora en casa lo único que hice por varios días fué leer reseñas que me dejaron aún mas embobada. Finalmente ayer los escuché y son un fiasco. Tienen ideas pero no hay gracia musical. No sé qué esperaba, a fin de cuentas se parece a todo lo 'conceptual' que he oido últimamente. La música y las ideas no se pueden conjugar; una no expresa a la otra adecuadamente, entonces ¿por qué se aferran en vender todo el paquete? Aclaro que chocheo un poco en cuanto a gustos musicales, así es que mi opinión podría ser poco confiable para quienes disfrutan de la música electrónica. Por eso mejor dejaré que cada quién juzgue de acuerdo a sus gustos. Esto es de lo más rescatable que encontré:

Matmos Stupid-Fambaloo
Lipostudio (...and so on)

5:52 p. m.



Carencias Inventadas

Nuestros sentidos han sido conquistados. Quién podría negar que somos constantemente moldeados a través de lo visual y auditivo. Además, gracias a la audacia y perseverancia de aquellos que "venden cosas", tenemos arraigada una serie de necesidades que distan de ser naturales o saludables, pero bueno, podemos ser indulgentes puesto que no sólo somos ví­ctimas de nuestro entorno, sino además producto de él.

El olfato es de los sentidos el menos explotado, pero ahora con el surgimiento de nuevos estudios acerca de el sistema olfativo y su estrecha relación con el estado emocional en el ser humano, surgen algunos artistas multidisciplinarios (como la antes mencionada Jenny Tillotson) que anuncian con sus proyectos una nueva conquista hacia nuestra contextura, la de el olfato.

Podría ser ésta la entrada de una nueva carencia inventada, pero ¿En realidad necesitamos nuevas necesidades? ¿No es larga ya la lista de frivolidades que sustentamos? Hay personas que se muestran optimistas ante la aparición de esta nueva forma de traer bienestar psicológico a través de la suministración de quí­micos por vía olfatoria, el mejor ejemplo que he encontrado es el de Jenny Tilloston al vender su producto:

"Scentsory Design abre paso a una experiencia expansiva aprovechando al máximo lo que los sentidos tienen para ofrecer. El propósito es incrementar la creatividad, expresiones y visiones, expander el color, la textura, el sonido y el gusto. Abrir las barreras de los sentidos de los cuales no nos hemos percatado que tenemos. Transformar estados de ánimo negativos en sensaciones placenteras, liberando aromas para ayudar a conciliar el sueño, realzar la confianza, relajar, energetizar, despertar, incrementar la autoestima, expander la imaginación, ayudar a las personas a salir de su concha, definir la imagen propia, y despertar la curiosidad."
Toda esta descripción, suena bastante prometedora, y si asumimos que sirve, podría ser descrito también como un artificio adictivo. La propuesta es novedosa porque no solo elimina toda clase de problemas existenciales, sino que también altera la percepción trayendo cambios inesperados a la experiencia humana. Asimismo, sería útil tener ciudadanos sin padecimientos emocionales, que sean funcionales en lo laboral y creativos en lo individual, pero ¿Seremos capaces de recibir un mundo que nos brinde este tipo de herramientas? No se me ocurre bajo qué circunstancias el tener este objeto 'inteligente' nos pueda hacer mejores seres humanos, quizá solo nos proporcione un estado de super humanos cuando en realidad nos volvemos cada vez mas egoístas y superficiales. Aún cuando existe la fantasía de que de modo inexplicable, conforme nos sumergimos en las comodidades que nos dan las máquinas, se hará de lo mecánico y lo biológico una mixtura viva, no nos servira de mucho ser tan complacientes. Actualmente crece la fé en la magia evolutiva, pero nos sería mas provechoso hacernos conscientes de nuestras limitaciones como especie. Seguiremos siendo humanos apesar de los descubrimientos de nuestro entorno. No olvidemos que en el afán de expandir los sentidos a través de estimulantes químicos nos acercamos a la busqueda de las generaciones psicodélicas y hasta ahora no hay evidencia de que la estimulación inducida haya provocado algún tipo de evolución acrecentada. Aun asi no negaré que me entusiasman tan amplias posibilidades, después de todo, ¿Quién no ha deseado ser menos humano?

4:08 p. m.



lunes, agosto 07, 2006
'Susurro aromatico'



Para aquellas chicas o chicos que sufran de mal humor inesperado, negatividad, falta de creatividad, apatía, o sentimientos agrios hacia la vida en general, presento la solución que nos ofrece la nano-tecnología. Esta rara pieza de joyería no solo hace lucir a quien la porta sino que también regula los variados estados de ánimo que hacen de la vida una verdadera monserga. Su creadora Jenny Tillotson es diseñadora sensorial y el mecanismo una red perceptora de humores con suministrador de micro-fluidos que estimula el sistema nervioso a través de el olfato. No sé ustedes pero yo creo que encontré la solución a mi neurosis.

9:17 p. m.



maystar design